Le fui infiel a mi esposo

Hace 2 anos atras le fui infiel a mi esposo. El nunca se entero y yo he podido poner la experiencia en el pasado y pensar que no traera ninguna consecuencia en el futuro.

Habiamos organizado con unos amigos un paseo a un balneario a 4 horas de la ciudad donde yo vivo. Para ese entonces la relacion entre mi esposo y yo la verdad no era la mejor del mundo. Discutiamos todo el tiempo por tonterias y tengo que reconocer que el mal caracter de ambos hacia que una simple discusion se tornara en una guerra sin cuartel.

Estaba planeado salir un Jueves por la manana y regresariamos el Domingo por la noche, ibamos a ir en 2 camionetas grandes y eramos un grupo como de 3 parejas y unos amigos mas.

El Miercoles por la noche mi esposo llego a la casa bastante alterado, parecia que hubo un problema grande en la compania donde el trabajaba y la responsabilidad habia caido directamente sobre su grupo de trabajo. El jefe grande los habia reganado bastante severamente y tenian los 2 dias siguientes para resolver el problema, esto queria decir que el no iba a poder ir al viaje con nosotros, el viaje que veniamos planeando desde hacia un mes.

Tengo que aceptar que ahora que lo pienso mejor actue de manera errada, pues me moleste muchisimo con el, le decia que sus otros companeros podian solucionar el problema pero el me insistia que no, que no podia faltar los siguientes 2 dias de trabajo, tengo que aceptar tambien que para ese dia veniamos peleando casi a diario por los 3 meses anteriores y esta fue la gota que derramo el vaso, tuvimos una pelea de los mil demonios y terminamos gritandonos que yo me iba a ir de todas maneras en el viaje con los amigos y el diciendome que mejor me vaya que iba a estar mejor los siguientes 4 dias solo.

El Jueves en la manana me fui sin despedirme de mi esposo y partimos con el grupo de amigos a nuestra pequenas vacaciones.

Cuando llegamos al balneario una de las muchachas del grupo tenia parientes que vivian alli asi que fuimos a su casa a saludar y nos invitaron a almorzar. Alli conoci a Paul que era primo de la amiga que venia con nosotros en el grupo. Paul era alto, de piel bronceada y la verdad me parecio guapo, cuando nos saludamos la verdad no le preste mayor importancia solo recuerdo que nos dimos un beso en la mejilla.

Despues de almorzar nos instalamos en el hotel y como en mi cuarto habia una cama vacia decidimos que Tati que era una de las muchachas del grupo que estaba sin pareja dormiria conmigo. Cuando llego la noche nos alistamos para salir, decidi ponerme una faldita negra un poco corta, una blusa celeste pegada y zandalias de taco alto, quizas estaba vestida un poco muy provocativa para ser una mujer casada pero la pura verdad esa primera noche no tenia en mente para nada serle infiel a mi esposo ni acostarme con nadie, simplemente queria sentirme bien conmigo misma si algunos muchachos me coqueteaban, sentir que todavia tengo jale con los hombres.

Cuando llegamos a la discoteca Paul, el primo de mi amiga estaba alli tambien y nos saludo. Empezamos a bailar y comprobe que todavia tenia jale ya que muchos muchachos me sacaban a bailar y me querian invitar un trago, acepte un par de tragos pero cuando se ponian demasiado pegajosos ya me empezaban a molestar y me apartaba y les decia que tenia que estar con mis amigos. Mas avanzada la noche Paul vino al grupo y me saco a bailar, empezo a coquetearme un poco con la mirada mientras bailabamos y yo le segui la corriente, me miro bastante descaradamente el escote de la blusa para verme los senos pero en medio del alboroto de la musica y las bebidas no lo tome ofensivamente, creo que hasta lo tome como un cumplido y le di una sonrisa complice.

Cuando regresamos al grupo me ofrecio algo de tomar y yo se lo acepte, a partir de ese punto Paul se me pego por el resto de la noche, pero a diferencia de los otros muchachos que trataron de hacer lo mismo Paul no caia pesado, al contrario me hacia pasar un buen rato con sus bromas y su compania se hacia agradable.

Seguimos bailando mas durante la noche y el empezo a ser un poco mas aventado en la forma como bailaba conmigo, me agarraba de la cintura y me pegaba todo el cuerpo hacia el, tambien me volteaba y me agarraba de la cintura para pegarse hacia mi, tengo que aceptar tambien que yo le segui el jueguito bastantes veces meneandole las caderas muy tentativamente. Inclusive hasta este punto recuerdo haber pensado que estaba casada y sentirme un poco mal por eso pero no me estaba acostando con nadie y un pequeno coqueteo para sentirme bien no iba a hacer dano a nadie.

Cuando llegaron las 4 de la manana y era hora de irnos al hotel el se ofrecio a acompanarme caminando hasta el hotel que estaba cerca, yo acepte. Me senti como una quinceanera que su noviecito la esta caminando hacia su casa, conversamos durante el camino y recien se entero que yo estaba casada y mi esposo no pudo venir con nosotros, me dijo que habia que estar loco para dejar sola a una mujer «tan bella como yo», me hizo sentir bien. Cuando llegamos a la puerta del hotel, me tomo por la cintura y se acerco como para darme un beso en la boca pero yo movi el rostro y le puse la mejilla y me hize como que no me di cuenta lo que quizo hacer.

Al dia siguiente ibamos a ir con todos los amigos a la playa pero Paul me dijo que me iba a mostrar los lugares mas bonitos del balneario, yo otra vez acepte su proposicion. Yo estaba jugando al noviecito, no tenia intenciones de acostarme con el, simplemente me hacia gracia que tenia un admirador y me iba a llevar a pasear durante el dia.

Me puse un biquini de 2 piezas, me amarre una tela hawaiana en la cintura para que quedara como falda y me puse unas zandalias abiertas para caminar, cuando me encontre con Paul me miro de arriba a abajo y me dijo que estaba «bella». Fuimos a muchos lugares durante todo el dia y en muchos lugares donde lo conocian a Paul, el me agarraba de la cintura o de la mano y sin en realidad decirlo creo que me hacia pasar como su novia, otra vez para mi esto era como jugar al noviecito y me hacia sentir bien.

El momento que me di cuenta que paso de un jueguito de coqueteo a algo mas fue durante la tarde, fuimos a una playa muy bonita y con muy poca gente. Nos metimos al mar y empezamos a jugar entre los dos, con las olas y el agua, hubieron un par de toqueteos que me parece estuvieron de mas, primero me cargo entre sus 2 brazos y me agarro todas las piernas y los muslos, luego me agarraba de la cintura por delante y por detras para zambullirse conmigo y me pegaba todo el cuerpo con el de el, simplemente eran toques y rozes de cuerpo que me parece solo se hacen entre parejas, en un momento me abrazo por detras y senti su pene en mi trasero claro por encima de la ropa pero me di cuenta que esto estaba en direccion a algo mas.

Salimos del mar y fuimos al hotel, eran como las 6 de la tarde, nos despedimos y yo me fui a banar y cambiar pues ibamos a ir de discoteca esa noche tambien.

Yo creo que este es el momento que una mujer decide que es lo que va a pasar o que es lo que no va a pasar. Pense en mi matrimonio pero la verdad en ese momento no queria pensar en eso, por primera vez en anos sentia esa atraccion y hasta deseo que no habia sentido en muchisimo tiempo. Pense en las consecuencias de lo que podia hacer pero tambien pense que Paul vivia en una ciudad distinta a donde yo vivia y que quizas nunca lo iba a volver a ver despues de este fin de semana, pense en los consejos de mi madre y de todas las mujeres que habia conocido en mi vida. Por un motivo que ni yo misma me puedo explicar decidi vestirme bastante provocativa, me puse una faldita blanca corta y unas zandalias blancas de taco alto, cuando me vi en el espejo me parecio que me veia demasiado descarada y cuando le pregunte a Tati que se estaba alistando tambien me hizo un comentario como «uyy yo creo que esta noche me voy a tener que buscar otro cuarto para dormir», nos reimos y me dijo que me veia muy «sexy».

Cuando llegamos a la discoteca Paul ya estaba alli y me saco a bailar apenas me vio entrar, me agarro de la cintura con mucha confianza y yo lo deje, me dijo en el oido que «tenia bonitas piernas» yo me sonrei. Despues de bailar me llevo a uno de los bares para sentarnos, estabamos un poco alejados del grupo, yo creo que el lo hizo a proposito. Cuando nos sentamos uno al lado del otro el puso la mano sobre mi pierna, un poco mas arriba de la rodilla, yo pense por un segundo si mover la pierna o no pero no lo hize, creo que para ese punto yo ya habia decidido que pasara lo que pasara.

Creo que estuvimos sentados como por 20 minutos, el me dijo mil piropos, algunos un poco subidos de tono como «que bonitos senos tienes» el cual se lo agradeci, puso la mano sobre mis muslos y el paso inevitable sucedio, me miro de frente a los ojos y me dio un beso en la boca, y yo lo correspondi.

Empezamos a bailar despues del beso y ahi si que me agarro como quizo mientras bailabamos, nos besabamos metiendonos la lengua uno al otro y me agarraba por las caderas o me volteaba y me pegaba el pene al trasero. Me dijo para ir afuera y yo acepte, para ese momento quize borrar completamente de mi cabeza que estaba casada y tenia esposo.

Entramos al carro y nos seguimos besando y acariciando, el me empezo a casi desvestir y me empezo a besar las piernas y hasta casi me hace sexo oral alli en el carro pero le dije que no, que ahi no. El me dijo que me iba a llevar a un hotel, y yo me reprimi a mi misma por lo que iba a hacer y le dije que si.

Llegamos al hotel como a las 12 de la medianoche, apenas entramos al cuarto hicimos el amor, hacia tiempo que no hacia el amor asi, con esa clase de apasionamiento que no nos quitabamos la ropa sino que nos la arrancabamos uno del otro y no nos besabamos sino que nos lamiamos o nos mordiamos. La penetracion en si creo que fue como por media hora, como buen hombre creo que me puso como en 10 posiciones distintas pero lo deje que se diera el gusto porque estaba siendo buen amante y tuve 2 o 3 orgasmos, al final el eyaculo dentro de mi y yo estaba tranquila porque estaba tomando la pildora anticonceptiva. Nos quedamos tirados desnudos uno al lado del otro en la cama, respirando profundo casi ahogandonos.

A las 4 o 5 de la manana me despierto y siento que me estaban tocando los muslos entre las piernas, era Paul que se habia despertado y queria hacerlo otra vez. Me voltee aun con sueno y el se puso encima mio a besarme, creo que me termine de despertar completamente cuando senti que me estaba penetrando otra vez. Hicimos el amor otra vez, quizas no fue tan apasionado como la primera vez, pero igual satisfactorio, yo tuve un orgasmo y el tambien y otra vez nos quedamos dormidos desnudos uno al lado del otro.

Nos despertamos como a las 11 de la manana, yo me empeze a vestir y Paul otra vez me empezo a besar y tocar sexualmente, me dijo «hay que devolver el cuarto a la 1 de la tarde asi que tenemos 2 horas» yo me sonrei para mis adentros y accedi, asi que otra vez tuvimos sexo, pero no en la cama, fue en un sillon que habia en el cuarto, Paul no me desvistio completamente, me dejo las zandalias blancas de taco puestas y me subio la falda a la cintura, fue un poquito mas sexual que las anteriores y el quizas estuvo un poquito brusco pero no tanto, yo tambien lo disfrute.

Ese sabado la pasamos juntos toda la tarde cuando salimos del hotel, hicimos el amor una vez mas durante la tarde en la parte de atras de su carro, casi al llegar la noche fui al hotel a recojer mis cosas y Tati me pregunto que que habia pasado que porque no habia ido a dormir, ella ya sospechaba lo que estaba pasando y no hizo demasiadas preguntas, no todos los amigos del viaje se enteraron lo que estaba pasando, solo Tati, la prima de Paul que venia con nosotros y otra amiga mas pero las 3 nunca mencionaron ni una palabra con nadie y cubrieron por mi enfrente de los demas por mi ausencia.

Pase la ultima noche de Sabado para Domingo otra vez con Paul en un hotel, le hize un sexy desfile de moda con toda la ropa que traia en la maleta y el me hizo el amor con cada falda o zapatos diferentes que me ponia, de mas esta decir que esas dos noches las pase en las nubes y me entregue a Paul comletamente, y Paul me hizo el amor romanticamente, apasionadamente, divertidamente, y hasta un poco bruscamente tambien pero lo goze tambien. Me hizo sentir mujer en toda la expresion de la palabra y creo que ese hombre gozo cada parte de mi cuerpo en esos dos dias.

Al dia siguiente me desperte a las 9 de la manana y nos depedimos porque me tocaba irme con el grupo en direccion a casa. Intercambiamos telefonos y nos dijimos que nos seguiriamos viendo aunque yo bien sabia que quizas no nos ibamos a volver a ver mas.

En el camino a casa la conciencia me tiro el mundo encima, todos los arrepentimientos y reproches que no senti en esos 2 dias los senti en ese viaje de 4 horas a la casa. Me senti la peor mujer del mundo y hasta pense que lo correcto era que me divorciara de mi esposo.

Pero cuando llegue a la casa no tuve el valor para confesarle lo que habia hecho y decirle que era mejor separarnos, no dije nada, y el como todavia estaba molesto por nuestra discusion tampoco me dijo nada, puse a lavar toda mi ropa y me bane y me acoste en la cama pensando que era la peor mujer del mundo.

Pasaron un dia, dos dias, una semana y ya nos empezamos a hablar poco a poco con mi esposo, pasaron 2, 3 semanas y mi idea de separarme de el empezo a desaparecer, el viaje en el que conoci a Paul se veia cada vez mas lejos y cada vez mas parte del pasado. Despues de unos meses Paul me llamo a mi celular, y tuvimos una conversacion carinosa, yo le segui la corriente para no causar un momento desagradable entre los dos, creo que al final quedamos que en algun momento nos volveriamos a ver.

Han pasado dos anos desde ese paseo en el que conoci a Paul, nunca mas nos volvimos a ver y yo no volvi a serle infiel a mi esposo, creo que nuestra relacion entre los dos ha mejorado bastante tambien. Creo que todas las personas, mujeres u hombres tienen secretos, algunos que pueden destruir toda una vida como seria el caso de nuestro matrimonio asi que creo que este secreto me lo llevare a la tumba

Escribanme si tienen un comentario o pregunta me gustaria saber la opinion de otras personas.

Deja un comentario