Mi puta madura

Quiero contarles una de las mejores cogidas que he tenido.

Salgo con una mujer un poco mayor que yo, (11 años, lo acabo de descubrir) ya llevamos tiempo saliendo, no tiene importancia su nombre, pero si puedo decirles que tiene unas tetas que me encantan, son un poco más grandes de las normales sin llegar a ser exageradas, abultadas completitas y que a pesar de la edad 52 años, aún se conservan en su lugar y duritas, siempre listas para ser mamadas.

Leer más

Con lubricante de otro!

Me estaba masturbando una linda noche cuando mi novia llegó de su universidad. Me percaté que traía algo en su boca porque tenía las mejillas infladas y sin decirme nada se puso de cuclillas frente a mí y tomó mi pene.

Antes de que yo pudiera hacer siquiera una pregunta ella escupió una enorme cantidad de semen sobre mi pene y empezó a frotarlo con él. Fue asqueroso lo admito, mis celos y rabia de saber acaba de estar con otro hombre fueron inmensos al igual que el asco que sentí por tener en mi pene el semen aún caliente del bastardo con quién estuvo.

Leer más

Mujer tiene sexo en un jacuzzi

Esta historia comienza el día en que con mi marido fuimos a la casa de su amigo a comer un asado con él y su mujer. Allí vi por primera vez un jacuzzi y me enamoré de esa cosa, era lo que necesitaba en mi vida. Con él podía relajarme mientras me daba un baño, tocarme debajo del agua y fantaseaba con hacer el amor allí dentro. Era el objeto que quería tener en nuestra casa, pero mi marido no me lo compro porque lo considero bastante caro y poco útil.

Leer más

Infidelidad al límite

¿Ya tenía que no escribí por aquí verdad? Ando sin trabajo y me es difícil sostenerme sola, ya estoy a finales de mi carrera y lo único que pienso es en regresar a CDMX. Por suerte ya tengo novio, es algo formal y creo que por eso me despediré de aquí o eso creo…

Toda mi juventud he disfrutado mi sexualidad. Al principio no sabía si compartirlo ya que, hace tiempo a uno que solía ser mi amigo le confesaba lo que hacía cuando cogía con x o y personas y eso hacía que lo excitara (como a ustedes quiero creer) pero aparte de él a mi también me excitaba, de solo recordar como me sentía en ese momento me ponía demasiado caliente por eso comencé a escribir en este bonito medio.

Leer más

Mamada en el estacionamiento

Hola a todos. Les contaré las historias que he tenido con mi amada Viyulieth, ella es una rica mujer de 1.67, piel clara, unas tetas deliciosas 38D con pezones claros, concha muy rica y depilada, así como unas ricas piernas con un culo que da ganas de azotar.

Esto sucedió cuando íbamos en la universidad, en aquel momento éramos amigos y solo habíamos tenido chats cachondos y había visto sus ricas tetas solo en fotos, recuerdo la primera vez que las vi en fotos, se veían increíbles, las más ricas que he visto (para darse una mejor idea son parecidas a las de Lena Paul).

Leer más

Con la suegra de mi primo

Mi primo Juan me invito a ver un partido de la Libertadores a casa de sus futuros suegros ya que ellos si tenian cable. La novia de mi primo es muy guapa, pero cuando vi a su mama, sinceramente para mis gustos se la mata. Es una señora como de 40 años rubia, pero con un cuerpo de campenato, unas tetas grandes sin exagerar y un culo redondito que se antoja. Además llevaba una falda arribita de las rodillas que resaltaba su culo. Una blusa roja escotada que dejaba ver su sujetador y las dimensiones de sus tetas. En fin pasamos y saludamos el padre de la novia de mi primo era un señor gordo que resultaba dificl crer que estuviera casado

Leer más

La búsqueda (Cap. I)

En el subterráneo

La tarde era calurosa. En un vagón del subterraneo, casi vacío, Moní escuchaba a Isa. Ella le contaba, entre risas, cómo había terminado su última “búsqueda” (como ella las llamaba): después de comer, el tipo la había llevado a su casa y habían terminado en un cuarto grande, espacioso y blanco. Isa recordaba el techo. El tipo se jactaba del buen tamaño de su miembro (y más o menos tenía razón), pero cogía sólo para él, a lo bestia y sin ritmo, se detenía de la nada y daba bufidos muy extraños, como si todo el tiempo fuera a desfallecer.

Leer más